Nuestro objetivo es la recuperación del organismo granja en la que naturaleza, animal y hombre conviven en armonía en un mismo paraje

Un hábitat saludable


El compromiso de Raventós i Blanc con la tradición y el patrimonio natural e histórico de la finca nos ha empujado a fomentar la biodiversidad biológica. La colocación de cajas nido, refugios y comederos para pájaros, murciélagos y mariposas diurnas han contribuido a acoger una gran diversidad de especies protegidas

que aportan un importante beneficio a la agricultura y que han encontrado en nuestra finca un medio saludable y libre

Amplia diversidad de especies protegidas


En la finca Raventós i Blanc podemos encontrar pájaros como el Autillo, el Mochuelo Común, la Abubilla, el Colirrojo Tizón, o los Murciélagos Comunes, todas ellas son especies protegidas por su gran beneficio a la agricultura por las tareas que realizan dentro de los sistemas orgánicos: polinización, control de plagas y mantenimiento de la fertilidad de los suelos.

Un ecosistema formado de viñedos, campos y bosques


Con esta tarea dirigida y enfocada a fomentar la biodiversidad y a descubrir los valores naturales de nuestra finca, buscamos un triple vinculo:

la agricultura, la elaboración de vinos espumosos y la preservación de la rica vida de un ecosistema propio formando parte de un todo

Los saltamontes proporcionan alimento para aves, pequeños mamíferos y reptiles
Las arañas son también una gran fuente de alimento para todas las aves insectívoras de la finca
En nuestra finca, llena de pinos y robles, abundan las ardillas
El carbonero común muchas veces ocupa las cajas nido que ponemos para insectívoros

Que no se note que hemos estado aquí

© Raventós i Blanc SA, 2018