Suelos profundos de origen marino


El paso del río por nuestra finca ha hecho aflorar las tierras de origen marino –de unos 16 millones de años– en las que hay depositada una cantidad formidable de fósiles marinos. El estudio de su composición muestra cómo la proporción de arcillas, limos y arenas, junto con la profundidad generosa de las tierras, proporciona a nuestros suelos una reserva hídrica excelente para el cultivo de la vid.

La particular historia geológica de nuestra finca


Todo comienza hace 40 millones de años, cuando se produjo un choque entre las placas continental y africana, a consecuencia del cual se formaron las principales cadenas montañosas de Europa y de Cataluña: los Pirineos y las actuales cordilleras Litoral y Prelitoral. Veinte millones de años después, un cambio de dirección en el movimiento relativo de las grandes placas

provocó la formación de un conjunto de depresiones que ocuparon el fondo marino y la parte emergida de Cataluña
Las depresiones del Penedés y el Vallés se formaron en esta época.

Por aquél tiempo, nuestro valle estaba cubierto por el Mediterráneo, formando un gran estuario limitado por montañas a ambos lados

Al estuario llegaban ríos que transportaban materiales del continente, como margas y otros sedimentos, que se depositaban en el fondo marino y se mezclaban con organismos marinos como conchas, erizos de mar, caracoles….
Hace unos cinco millones de años se produjo un acontecimiento geológico que se conoce como la "crisis salina del Messiniense", durante el cual la desecación del Mediterráneo provocó una bajada extrema del nivel del mar.

Las aguas llegaron hasta las actuales costas, desecando todo nuestro valle, la Conca del riu Anoia

Durante largos periodos de tiempo, el Anoia, lleno de fuerza, excavó intensamente el terreno, dejando al descubierto los sedimentos fósiles de 16 millones de años de antigüedad, que habían estado cubiertos desde hacía tanto tiempo.
En otras épocas, el río no erosionaba, sino que depositaba una capa de sedimentos de limo y grava. De estos sedimentos se conservan grandes extensiones que constituyen un testimonio del paso del río por el territorio.

Los suelos fosilíferos que descubrió el Anoia durante las épocas de erosión y los sedimentos que depositó en las épocas más productivas, forman parte de los suelos de la finca de Raventós i Blanc.

Por consiguiente, nuestros suelos son básicamente arcilla sobre roca madre; caliza con gran cantidad de fósiles marinos

Mapa interactivo de los suelos de nuestra Finca


Costers del SerralSuelo de hace 16M de años (Mioceno)
Vinya més altaSuelo de hace 5M de años (Plioceno)
Vinyes de la planaSuelo de menos de 1M de años (Cuaternario)

Costers del Serral

De origen marino, formado por arenisca, margas, calcarenitas y con gran presencia de fósiles marinos. Las unidades geológicas de esta zona están formadas por sedimentos de origen marino y litorales con unos 16 millones de años de edad (Mioceno). Los sedimentos de origen marino son arcillas grises, arenas con fragmentos pequeños de fósiles y arenas con guijarros y granos fragmentados de fósiles (caracoles de mar, conchas y ostras). Los sedimentos litorales son arenas marrones ricas en cuarzo y mica, poco consolidadas y con presencia esporádica de fragmentos de roca (cuarzo y rocas metamórficas e ígneas) provenientes del Montseny y del Maresme.

Vinya més alta

Con una gran presencia de guijarros calcáreos erosionados de la sierra catalana que existía hace unos 120M de años (a poca profundidad encontramos el suelo de origen marino).
La Vinya més Alta reposa sobre conglomerados de origen continental que tienen entre 2 y 5 millones de años de antigüedad (Plioceno). Los conglomerados están formados por fragmentos sueltos de roca redondeada que alcanzan fácilmente los 20 cm de diámetro. Entre los fragmentos que encontramos en esta zona hay sobre todo rocas calcáreas desprendidas de otras muy antiguas presentes en la cordillera Prelitoral. Estos conglomerados llegaron gracias a las aguas torrenciales cargadas de material erosionado de la cordillera Prelitoral. A poca profundidad encontramos los sedimentos de origen marino y litorales de unos 16 millones de años de antigüedad.

Vinyes de la plana

Capa de grava poco profunda, arcillas y limos transportados por el río Anoia (a poca profundidad encontramos el suelo de origen marino).Estos viñedos están sobre grandes extensiones planas situadas en dos niveles topográficos diferentes y formadas por sedimentos depositados por el río Anoia en el último millón de años (Cuaternario). Estos sedimentos son, por un lado, arcillas y limos de color marrón oscuro y gris con algunos nódulos de carbonato de calcio y, por otro lado, guijarros redondeados formados esencialmente por calcáreas. A poca profundidad encontramos los sedimentos de origen marino y litorales de unos 16 millones de años de antigüedad.

© Raventós i Blanc SA, 2018